Regidores con “piel sensible”

Calumniando

[email protected]

La libertad de expresión, es uno de los derechos irrenunciables y no negociables que tienen todos los seres humanos, especialmente la prensa y los periodistas, quienes ejercen la labor de informar a la comunidad, lo que sucede en una sociedad.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 19 señala, que toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

En este contexto ayer el regidor, José Ramón López Hernández, realizó una aseveración muy delicada, al señalar que, dentro del Cabildo de Mexicali, hay concejales que “pagan a la prensa” para publicar notas, por lo que da a entender, que hay “prensa vendida”, en la capital del Estado.

Un tema muy delicado, en donde el regidor tendrá que responder por sus declaraciones.

 

 

Todo esto se dio cuando los regidores, iniciaron un debate para incrementar una partida, la cual tenía como objetivo acondicionar “dignamente” las oficinas de los regidores y la zona laboral de sus asistentes.

En una primera instancia, el planteamiento fue que esta partida fuera de 500 mil pesos, propuesta que muchos regidores dijeron que era incorrecta y excesiva.

Fue la concejal, Cleotilde Molina López, quien solicitó a sus homólogos cordura, y les recordó que vienen de un Gobierno de austeridad.

La secundó el regidor, Arnoldo Douglas, de Movimiento Ciudadano.

Tras el debate, la partida sólo quedó en 200 mil pesos, pero en sus posicionamientos, los regidores trataron de señalar a los representantes de la prensa, como tienen que realizar su trabajo.

Y si la visión de los concejales, es que la prensa no les haga ninguna crítica y aplaudan sus acciones como “foca de circo”, pues están mal. La prensa está estrictamente para hacer cuestionamientos sobre el proceder de las personas que dirigen la suerte de una comunidad.

La primera en prestar su postura sobre el tema de la partida fue la regidora, Eneyda Elvira Espinoza Álvarez, quien dijo que la prensa estaba hablando de más y decía mentiras, motivo por el cual los regidores deberían ser muy puntuales en la aprobación o no, en la aprobación de esta partida.

En aras de la transparencia y la rendición de cuentas, ojalá la regidora Espinoza Álvarez pueda informar a la prensa y los mexicalenses, si dentro de su nómina tiene contratado a su marido, pareja o algún familiar, como asesor.

La siguiente en presentar su postura sobre el tema fue la regidora, María de la Luz Pérez Rosas, de la fracción de Transformemos en el Cabildo de Mexicali, dijo que entre la prensa hay malos y buenos periodistas, y que independientemente de la postura de la prensa, los regidores deben de continuar con su labor independientemente de la críticas.

Muy respetable su visión de la prensa, pero desconocíamos que teníamos que tener su venía para ejercer esta profesión.

 

 

En buen juez por su casa empieza, y antes de lanzar críticas a la prensa, la regidora Pérez Rosas, debería solucionar los problemas internos que tiene en su partido, en donde por medio de filtraciones, la han denunciado que solo beneficia presumiblemente a sus “amigos y conocidos” con el recurso del gasto social, que es dinero de los mexicalenses.

 

 

Por último, quien lanzó la “bomba” en medio de estas críticas del actuar de la prensa, fue el regidor José Ramón López Hernández, quien aseguró que, dentro del Cabildo de Mexicali, había regidores que pagaban a la prensa, para que se publicaran ciertas notas.

Lo que dio a entender el regidor, es que en Mexicali hay una “prensa vendida”.

Esta declaración sorprendió a más de un concejal.

Tras darse a conocer la solicitud que un grupo de regidores de Morena le solicitaron a la alcaldesa, Marina del Pilar Ávila, a través de un funcionario de la Tesorería, de un “bono” especial de más de 80 mil pesos para sus “asesores”, el concejal López Hernández es un único regidor que ha tratado de imponer la hipótesis, de que uno de los homólogos fue quien filtró a la prensa la información de este “bono”.

A lo mejor el regidor José Ramón tiene más información sobre este caso, la verdad lo desconocemos.

En Columnaocho anticipamos, que ni las críticas, ni las presiones, ni las burlas, nos frenaran a realizar el periodismo independiente que hemos venido haciendo desde hace siete años.

Solo exigimos el respeto a nuestra labor.

Si los regidores consideran que vamos alabar o enaltecer sus acciones, esa no es nuestra función.

Y como dice el dicho popular mexicano “Para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta”.

 

En ocho palabras:  Bonilla reitera que no habrá corrupción, ¿será cierto?

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *