Posible caso de tráfico de influencias en la DSPM; Subdirector empleó a su «primo»

Investigciones especiales/Columnaocho

Un posible caso de tráfico de influencias y portación ilegal de arma de fuego, podría estarse dando actualmente en el Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de Mexicali, ya que el subdirector operativo, Juan Carlos Buenrostro Molina, empleó a su primo, Humberto Loza Cárdenas.

Loza Cárdenas, es ex agente de la Policía Municipal de Mexicali, quien causó baja el 2 de junio del 2016. Renunció a su cargo por asuntos personales.

El ex agente preventivo se presenta actualmente como asesor o escolta de Buenrostro Molina, y se  le ha visto que acompaña al Subdirector en reuniones de Coordinación de Seguridad.

Según una investigación hecha por Columnaocho, Loza Cárdenas, ha estado involucrado en investigaciones por abuso de autoridad, robo simple y problemas por pensión alimenticia, según datos obtenidos de bases de datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

 

Asesor y escolta del subdirector, Juan Carlos Buenrostro Molina.
Ex oficial de la Policía Municipal, Humberto Loza Cárdenas, atendiendo en el Miércoles Contigo.

 

Datos obtenidos por esta Casa Editorial, confirman que actualmente Loza Cárdenas, sigue dado de baja de la corporación y no es elemento activo de la DSPM, por lo que se desconoce, el motivo del porque porte un arma de fuego.

Integrantes de Columnaocho atestiguaron que Loza Cárdenas está armado y «ayuda» a Buentostro Molina, ya que ayer el Subdirector de la Policía acudió a un reunión privado con el regidor, Sergio Tamai, y personal de este medio, notaron la presencia de Loza Cárdenas, quien fungía a manera de escolta del Subdirector y portaba un arma de fuego en la Oficina de Regidores.

Buenrostro Molina, como abogado y ex director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría, conoce del Estado de Derecho, y sabe que cualquier ex policía que desee ingresar  la corporación, deberá de cumplir con una serie de requisitos, como lo son los exámenes de control y confianza.

El Subdirector también conoce el riesgo y la ilegalidad de armar a un civil, sin contar con alguna licencia de portación de arma.

Según estimaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, el reingreso de un ex policía a cualquier corporación de la entidad, tardaría de 30 a 45 días, por lo que se presume, que Loza Cárdenas, oficialmente no es un policía activo.

 

 

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *