Gubernatura de 3 años busca satisfacer insanas ambiciones de grupo: Senadora León

Redacción/Columnaocho

 

La senadora Alejandra León Gastélum exigió al Congreso del Estado de Baja California y al gobernador, Jaime Bonilla Valdez, dejar de realizar modificaciones a la Constitución local para recortar a tres años el próximo periodo del ejecutivo, que lo único que busca es satisfacer insanas ambiciones de grupo.

 

La legisladora del Partido del Trabajo presentó a la Comisión Permanente, un punto de acuerdo en el que se exhorta a los diputados locales y al gobernador de Baja California, para que acaten la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del pasado 11 de mayo referente al decreto No.112 y a que desistan de promover o realizar cualquier modificación al periodo de mandato del próximo titular del ejecutivo de la entidad.

 

En ese sentido, León Gastélum recordó que el 1 de junio, la diputada Montserrat Caballero Ramírez, a nombre propio y en representación del grupo parlamentario de Morena, presentó la iniciativa de reforma al artículo 44 de la Constitución Política local, con la que sin justificación racional, se pretende hacer coincidir en el mismo día la jornada electoral para elegir gobernador del estado y Presidente de la República.

 

Lo alarmante del proyecto, es que su artículo tercero transitorio establece que: “por única ocasión la próxima elección de gobernador se realizará en periodo distinto al de la elección de Presidente de la República; y el gobernador electo en dichos comicios deberá iniciar funciones el 1 de noviembre del 2021, por lo que durará en su encargo hasta el 31 de octubre del 2024”.

 

“Con lo anterior, se pretende que la gestión del próximo titular del ejecutivo de la entidad dure tres años, algo que sólo puede calificarse como un vil intento de burlar nuevamente a la democracia y el orden institucional que rige la vida política de los ciudadanos bajacalifornianos”, dijo la senadora.

 

Alejandra León recordó que, en la exposición de motivos, plasmada en el documento de la diputada, claramente pueden observarse motivaciones ideológicas y partidistas, pues se acusa enérgicamente a la corrupción de los mandatarios anteriores, así como de toda la clase política en general que se mantuvo en el poder por más de treinta años en nuestro Estado.

 

“Y aunque la mayoría de los ciudadanos podemos coincidir con dichas acusaciones, lo cierto es que no guardan ninguna relación con el objeto de la reforma ni sirven como sustento ético o lógico para promoverla, por lo que lo único que se busca es satisfacer unas insanas ambiciones de grupo”, enfatizó la legisladora del Senado de la República.

 

Cabe recordar que fue la propia bancada de Morena en el Congreso local, la que en 2019 impulsó la reforma conocida como Ley Bonilla, con la que se pretendió postergar de manera inconstitucional el periodo de mandato del gobernador Jaime Bonilla Valdez de dos a cinco años.

 

“Y uno de los principales argumentos de los defensores de este fraude constitucional consistía en que un periodo de gobierno tan corto era perjudicial para los habitantes del Estado, ya que no era suficiente para que la administración en turno desarrollara los planes y programas con los que pretendía resolver los problemas heredados por las administraciones pasadas ni para mejorar la calidad de vida de los bajacalifornianos”, expuso Alejandra León.

 

Por último, la senadora puntualizó que “ahora los mismos que se oponían a un periodo de gobierno de dos años quieran imponer uno de tres, con lo que sólo se revela el cinismo y la falta de responsabilidad de quienes han utilizado la esperanza del pueblo como instrumento al servicio de sus abyectos intereses personales”.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *