Exige abogado que Fiscalía realice investigaciones veraces, éticas y puntuales sobre supuesto caso de secuestro de policías en Mexicali

El defensor difiere sobre la presentación del delito de que realizó la Fiscalía, en cual, en vez de secuestro, tuvo que ser extorsión.

Reporteros/Columnaocho

El abogado mexicalense, Elías Flores, exhortó a la Fiscalía a realizar investigaciones veraces, éticas y puntuales, ya que derivadas de estas, personas inocentes pudieran estar bajo un proceso legal, refiriéndose específicamente del caso de un grupo de policías estatales involucrados en el caso de un presunto secuestro en Mexicali.

El abogado se refiere al caso de un supuesto secuestro, en donde un grupo de elementos de la Guardia Estatal Seguridad e Investigación (GESI), antes Policía Estatal Preventiva, los involucran en el caso del plagio de un empresario cachanilla.

El defensor de uno de los policías implicado en este caso, dijo que, para él, el caso se trata de una extorsión, y no un secuestro como lo plantea a Fiscalía.

 

 

“Nosotros defendemos a Carlos Manuel “N”, nosotros tenemos todas las evidencias que nuestro representado no estuvo en el lugar de los hechos, el día que la Fiscalía lo señala, esto quiere decir que él no participó en el supuesto secuestro en el agravio de un empresario”, expuso.

El abogado, dijo, que actualmente tiene presentada una apelación sobre el caso en el Tribunal Superior de Justicia del Estado, la cual se debe de resolver en los próximos días.

Declaró que conforme se ha ido involucrado en el caso, se ha percatado que las cosas no sucedieron como la Fiscalía lo está planteando.

“Como todos sabemos hubo un evento que fue, el 6 de agosto, un secuestro, un supuesto secuestro en contra de un empresario, después a las tres semanas el empresario presenta su denuncia, en esa denuncia él señala que les quedó debiendo a sus captores una cantidad de dinero y que se siguen hablando para cobrarle, porque él les debe dinero. Posteriormente viene un segundo evento, o un segundo atorón, como podemos, comúnmente señalarlo en nuestro argot, donde a él diversos policías lo atoran, lo detiene, lo esposan y es en ese momento que llegan diversas autoridades de otras corporaciones y encuentran que tienen a esta persona, al que fue supuestamente interceptado o secuestrado inicialmente, lo tiene esposado, después de unos minutos lo liberan y todo el mundo se va a su casa”, detalló.

Después de este segundo incidente, dijo, misteriosamente aparece una carta anónima, que le hacen llegar a la víctima y le dan detalles de sus supuesta plagiarios, y es así, como la Fiscalía inicia una investigación.

“No puede ser posible, que una institución que cuenta con la tecnología para intervenir tú teléfono, mi teléfono, mis mensajes, mis correos electrónicos, se base en una cartita anónima que no tiene ni nombre, ni firma de quien la suscribe”, manifestó.

Dijo que, en este aspecto, la Fiscalía omitió utilizar la tecnología, como la geolocalización de los celulares de los involucrados, para determinar tiempo y lugar del supuesto secuestro.

“Nosotros hemos descubierto que este caso no fue un secuestro, fue una extorsión”, puntualizó el abogado Flores.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *