Sicarios reclutados por «El Mayo» en Mexicali son ultimados en masacre de Tepuche, Sinaloa

Investigaciones especiales/Columnaocho

Cinco de los dieciséis hombres asesinados, el pasado 24 de junio en el poblado de Tepuche, Sinaloa, fueron identificados como originarios de Mexicali, Baja California y habrían sido sicarios reclutados por operadores de Ismael «El Mayo» Zamabada, en la capital del Estado.

Según el semanario sinaloense, Río Doce, detrás de esta masacre estaría una disputa entre el jefe de sicarios de Ismael «El Mayo» Zambada, apodado «El Ruso» y los hijos de Joaquín Guzmán Loera, alias «El Chapo Guzmán», conocidos como «Los Chapitos».

Existen versiones periodísticas, que señalan que tras el ¨Culiacanazo¨ ocurrido en el mes de octubre del 2019, se registró un severo rompimiento entre Ismael ¨El Mayo¨Zambada y los hijos de Joaquín ¨El Chapo¨Guzmán, ante la tardía respuesta y apoyo de los operadores de ¨El Mayo¨para liberar a Ovidio Guzmán López, alias ¨El Ratón¨.

La pugna entre estos grupos del cartel de Sinaloa empeoró y ha generados diferentes brotes violencia en ese Estado.

Columnaocho entabló comuniación con la Fiscalía del Estado de Sinaloa, la cual que confirmó que cinco de los siete cuerpos localizados al lado de una camioneta Toyota Hilux, blanca,  fueron identificados como ciudadanos originarios de  Mexicali, Baja California.

Los hoy occisos portaban equipo táctico y chalecos antibalas.

Los cuerpos portaban fundas para armas de fuego, pero no fue localizada ninguna.

En la escena del crimen sólo fue localizado un rifle de asalto, de los conocidos como «cuerno de chivo».

 

 

¿Por qué Tepuche?

El poblado de Tepuche, Sinaloa, es una bastión y zona de operación de Ismael ¨Mayo¨ Zambada García y su grupo de operadores.

Una de sus principales propiedades y más queridas de Zamabada García se encuentra en este poblado, por lo que incursionar y generar violencia, tendría una lectura de un gran agravio para ¨El Mayo».

«El Ruso» 

«El Ruso», es el presunto jefe de sicarios y uno de los principales operadores de Ismael «El Mayo» Zambada.

Mantiene presencia temporal en Mexicali y su Valle, pero su centro de operaciones, es principalmente es la ciudad de Cualiacán, Sinaloa.

Según reportes de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, durante el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, «El Ruso» se encargaba de brindar seguridad a los cargamentos de cocaína procedentes de Culiacán, así como de la operación de Casa de Seguridad de Mexicali, en donde se resgurdaban los cargamentos de cocaína, para después ser cruzados por las garitas de Calexico, California.

Existen imagenes de su presunta identidad dentro de los órganos de inteligencia estatales y federales, pero nadie se ha podido confirmar si dichas fotografías son reales del presunto operador y pistolero de «El Mayo» Zambada.

Actualmente, «El Ruso» y sus operadores, mantienen presencia y operación en Mexicali y su Valle, ciudad que es conocida en el argot de la delincuencia como el «Pequeño Culiacancito».

Confirmación

Esta Casa Editorial se comunicó vía teléfonica con la Fiscalía del Estado de Sinaloa, en donde confirmaron que cinco de las dieciséis personas asesinadas en el caso de Tepuche, Sinaloa, habían sido identificadas como originarios de Mexicali, Baja California.

Por razones de la secrecia de la investigación, la Fiscalía del Estado de Sinaloa, se negó a brindar detalles sobre la identidad y edad de los cachanillas asesinados en ese Estado.

Confirmaron que familiares de los hoy occisos, ya se habían presentado a la Fiscalía del Estado de Sinaloa, a reclamar los cuerpos y éstos ya habían sido entregados.

Fuentes del Estado de Sinaloa señalaron que los cuerpos fueron canalizados  a una funeraría privada de la ciudad de Culiacán.

El reclutamiento

Existe la hipótesis, de que un presunto operador de «El Ruso», es quien realiza el reclutamiento en Mexicali de jóvenes de entre 17 a 22 años, para formar su grupo de sicarios.

Derivado de la descomposición social presente en la capital del Estado, «El  Ruso» a través de sus operadores deslumbra a los jóvenes con la cultura del narcotráfico, en donde los envuelve con corridos, mujeres drogas y armas.

En una primera etapa, los jóvenes reclutados desarrollan una labor de puchadores o halcones, y los de mayores «destrezas» se convierten en sicarios.

Los pagos semanales oscilan de los tres mil a cinco mil pesos, según aptitudes.

Las principales zonas de reclutamiento es el área de Valle Puebla y Angeles de Puebla.

Tras pasar el periodo de prueba, «El Ruso» y sus operadores coaccionarían a los reclutados para realizar actividades ilícitas o delictivas, y así es como el grupo de cinco mexicalenses habría estado involucrado en la masacre de Tepuche, Sinaloa.

Esta Casa  Editorial cuestionó a la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía General de la República, sobre el presunto proceso de reclutamiento de jóvenes mexicalenses, para formar parte de grupos de la delincuencia organizada, pero dijeron no contar información al respecto.

Existe una versión, de que un actual integrante del Cuadro de Mando de la Policía Municipal de Mexicali, tendría conocimiento de esta acción de reclutamiento y operación de ¨El Ruso¨ en las comunidades antes descritas, pero esta hipótesis no pudo ser comprobada.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *