“Moches” en el Ayuntamiento de Mexicali, ¿En serio?…

Calumniando

[email protected]

Los ejes centrales de la Cuarta Transformación que encabeza el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, es no mentir, no robar y no traicionar, pero al parecer, a unos funcionarios y concejales del Ayuntamiento de Mexicali, se les ha olvidado estos principios fundamentales de la 4T.

La “renuncia” y/o despido de un inspector de la Dirección de Administración Urbana del 23 Ayuntamiento de Mexicali, puso al descubierto un posible caso de “moches” en contra de constructores de la ciudad.

Para quienes están en el giro de la construcción, saben que no es novedad el cobro del 15 o 20% para la asignación de obra, lo que en algún momento se pensó que terminaría con la entrada del partido de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al Gobierno, pero al parecer, esto no es así.

Pero lo más grave del caso actual, es que un regidor de Mexicali, sea el presunto orquestador de los presuntos “moches” en coordinación con una red de inspectores presumiblemente corruptos.

Resulta que un grupo de constructores cachanillas están molestos y sorprendidos, por el mensaje que han recibido, en donde tendrán que “cooperar” con el 20% por la asignación de la obra, y lo más triste, es que un concejal estaría detrás de esta petición.

A decir de los afectados, el mensaje fue claro, un regidor está detrás de esta solicitud y tendría el poder para incidir en la asignación obra.

Este notable representante de los mexicalenses, está pugnando y exigiendo actualmente porque a sus amigos, “cuates” y conocidos se les asigne obra pública, independientemente que estos constructores no estén certificados o tengan la capacidad para construir.

Ojalá que la presidenta municipal, Marina del Pilar Ávila Olmeda, tome cartas en este asunto y calme las ansias de dinero del concejal, que, en vez de ayudar a la alcaldesa, afecta a la Administración municipal, con este tipo de actitudes e intenciones.

De lado dejaremos la solicitud al síndico procurador, Héctor Israel Ceseña Mendoza, de que investigue este caso, ya que, por lo regular, poco le interesan las denuncias periodísticas.

Por cierto, omitiremos dar más detalles sobre el concejal involucrado en este caso, ya que no queremos darle “publicidad”.

Concejal, el vitíligo o las “manchitas”, es una enfermedad en donde se pierde el pigmento de la piel, la cual se puede controlar con un tratamiento, pero lo ladrón y lo corrupto, no se quita ni volviendo a nacer.

Jalón de orejas

No vaya a decir que lo leyó aquí en Calumniando, porque de seguro le dirán que es mentira, pero quienes recibieron un fuerte “jalón de orejas” por parte del gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, fueron los regidores de Morena de Mexicali.

El “gober precioso” realizó una gira de trabajo el domingo pasado por el puerto de San Felipe, en donde aprovechó para apretar las tuercas a los regidores cachanillas, ya que más de uno está pensando en su próximo puesto, ya sea como diputado estatal o federal, y está dejando de lado la labor como concejal.

Bonilla les dijo que no se “aloquen”.

En ocho palabras:  Cuidado la “Operación Centauro” en proceso, todos alertas.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *