Gobierno Federal debe atender problema pesquero de San Felipe

-Abandono de la administración federal tiene en precariedad a pescadores

-Otra promesa de campaña incumplida

-No se debe normalizar la violencia en el puerto que va por municipalización

 

Redacción/Columnaocho

 

La senadora por Baja California, Gina Andrea Cruz Blackledge, lamentó los hechos de violencia suscitados la mañana de ayer en el puerto de San Felipe, que es consecuencia del abandono del gobierno federal, a los pescadores de este puerto, que no les ha brindado elementos para poder salir adelante.

Por lo anterior, exhorta a las autoridades federales a que encuentren una solución al problema de los pescadores de San Felipe, tal como lo prometieron en campaña, ya sea que busquen la manera de levantar la veda a la pesca, o bien, les regresen el pago de sus compensaciones.

La legisladora por Acción Nacional se refirió al enfrentamiento que tuvieron pescadores de San Felipe, con activistas extranjeros y con elementos de la Secretaría de Marina, en la que al menos resultaron heridos dos residentes del puerto mexicalense.

La legisladora bajacaliforniana recordó que desde abril del 2015 se mantiene una veda a la pesca en el Alto Golfo de California, con el fin de proteger a la vaquita marina, especie endémica de la región y que se encuentra en peligro de extinción.

Ante esto, el entonces gobierno federal entregó una compensación mensual a los pescadores de San Felipe para que suspendieran su actividad y así, proteger a la referida especie.

Sin embargo, a principios del 2019, la nueva administración federal encabezada por Morena, suspendió el pago de esta compensación.

A esto se suma la pesca furtiva de la totoaba, cuya vejiga natatoria tiene una alta cotización en el mercado negro de Asia, por lo que son muchos los pescadores ilegales que se hacen a la mar para hacerse de esta especie endémica del Alto Golfo de California, y que en ocasiones provoca la muerte de la vaquita marina al quedar atrapada en las redes.

Gina Cruz señaló que los pescadores de San Felipe se encuentran entre la espada y la pared, ya que el gobierno federal les ha suspendido las compensaciones, y no ha resuelto el tema de la veda a la pesca, por lo que estos salen a pescar de manera ilegal, para poder mantener y sacar adelante a sus familias.

Desgraciadamente no es la primera ocasión en la que se presentan hechos violentos en San Felipe, relacionados con la pesca, por lo que el gobierno federal debe resolver este problema sobre todo porque ya se encuentra en marcha el proceso de municipalización de este puerto.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *