Trabajadores de planta detenida de Constellation Brands exigen respeto a los político-activistas; aseguran que sólo quieren llevar un plato de comida a sus casas

Dijeron que es mentira, que la planta se siga construyendo en Mexicali, el 99% de los trabajadores, ya no están laborando.

Reporteros/Columnaocho

Trabajadores de limpieza, saneamiento y seguridad, de la planta detenida Constellation Brands en Mexicali, exigieron respeto a los políticos y activistas para que los dejen laborar sin problemas, ya que sólo pretenden llevar un “plato de comida a sus casas”

 

 

 

A raíz de una serie de publicaciones de Columnaocho sobre la presencia de los político-activistas, Jorge Benítez y Rigoberto Campos, en las inmediaciones de lo que iba a ser la planta de Constellation Brands en Mexicali, un grupo de trabajadores se comunicó a esta Casa Editorial a exponer que hay temor de un posible enfrentamiento con los manifestantes.

 

 

 

Ayer, representantes de Columnaocho estuvieron en las inmediaciones de la planta, en donde Campos denunció que la empresa sigue en construcción, ya que tiene testimonios de camiones de carga entrando con material eléctrico a la planta y a decir del denunciante, hay edificios que se siguen construyendo al interior.

Al respecto el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, emitió un posicionamiento oficial mediante un comunicado, en donde señaló que la planta no tiene permisos de construirse y así quedó asentado en la consulta pública.

Los trabajadores entrevistados dijeron que ellos no saben de política ni nada de eso, ellos lo único que quieren es llevar un “plato de comida a su casa”

“Somos personal de limpieza, saneamiento o de seguridad, trabajamos por necesidad, sólo queremos llevar un plato de comida a nuestras casas”, dijo una de las entrevistadas.

A pregunta expresa por este medio de que cuánta persona laboraban todavía al interior de la planta, los entrevistados declararon que el 99% de los trabajadores que laboran en la construcción de la planta, ya no están en Mexicali, ya son muy pocos los que están actualmente, y los que están no realizan labores de construcción.

 

 

Aseguraron temer miedo de los políticos-activista, ya que han demostrado ser violentos.

Hasta el momento, la empresa no ha emitido un comunicado oficial sobre estos supuestos, en donde aclare o no, que si la planta sigue en construcción o la obra paralizada.

Esta Casa Editorial lanzó una pregunta al “aire” en su columna Calumniando, del pasado 13 de octubre del 2020, sobre ¿Qué había detrás de las manifestaciones contra Constellation?, pero nadie ha dado respuesta hasta el momento.

Aquí la columna: https://columnaocho.com/las-reglas-cambian-como-en-el-gran-hermano/

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *