• junio 29, 2022
  • No Comment
  • 440
  • 6 minutes read

No mentir, No robar, No traicionar; Se les olvidó

No mentir, No robar, No traicionar; Se les olvidó

Calumniando

[email protected]

 

 

El hartazgo social de las “viejas” prácticas de la política del PRI y del PAN, combinadas con las nuevas convicciones del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, de “no mentir, no robar y no traicionar” llevaron a López Obrador a ganar la Presidencia la República, con una diferencia abismal de su más cercano contendiente, en el año 2018.

Se pensó que la doctrina de Andrés Manuel iba a permear entre sus nuevos funcionarios y políticos, lamentablemente esto no fue así.

Al inició de la administración del ex gobernador del Baja California, Jaime Bonilla Valdez, se dio un presunto caso de “moches” entre más de un funcionario de esa Administración, pero no pasó nada, la autoridad no encontró delito.

El mensaje era claro, los nuevos gobernantes iban a ser permisibles ante señalamientos de corrupción, robo o tráfico de influencias.

A nivel local, ayer el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Baja California, denunció y evidenció la posible comisión de una serie de delitos por parte del regidor de Mexicali, José Ramón López Hernández, por supuestamente, el mal manejo de su partida de gasto social.

Resulta que, al edil, se le hizo fácil entregar a dos de sus asesores, quienes ganan entre 40 y 45 mil pesos cada uno, apoyos sociales para las familias de sus consultores con un valor de 97 mil pesos.

Según la doctrina del presidente y de Morena, son primeros los pobres, pero los asesores de José Ramón, pobres, pobres, no son.

Esta situación, son tan sólo dos casos que fueron evidenciados, de cómo se maneja la partida de gasto social de los regidores. ¿Si se hurga en el lodo, que más se encontrará?

La pregunta es, ¿Qué hará la Sindicatura Municipal al respecto?

Hay que recordar, que no es la primera vez, que hay señalamientos contra regidores, por presuntos malos manejos en la partida de gasto social; el síndico procurador, Héctor Israel Ceseña Mendoza, no nos dejará mentir, hubo al menos dos quejas ciudadanas de supuestos malos manejos de las partidas de gasto social de regidores, durante el 23 Ayuntamiento de Mexicali.

¿Qué pasó con estas quejas?, nadie sabe.

Todo parece indicar que, a los nuevos funcionarios y políticos de Morena, se les olvidó el “no mentir, no robar y no traicionar”.

 

 

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar

El caso de regidor de Morena, José Ramón López Hernández, tiene nervioso a más de un concejal en el Cabildo de Mexicali, quienes tienen temor que esta investigación se amplie a más ediles.

No diga que lo leyó aquí, pero el Gobierno municipal ha observado a poco más de la mitad de regidores de la capital de Estado, por inconsistencias en la entrega de apoyos de su partida de gasto social.

Ellos saben quienes son.

Por cierto, los teléfonos de Joel Blas y Lupita Gutiérrez, no dejaban de sonar ayer por la tarde, en donde más de un edil se comunicó con ellos, para pedir la cortesía de no ser evidenciados como pasó con José Ramón.

¿En qué acabará esta investigación del PRI?

 

 

El “facturero”

Gran revuelo generó al interior del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del Estado, las diferencias económicas que tiene una diputada del “blanquiazul” con su “facturero”.

Las dos diputadas actuales del PAN, cada una, le echaba la culpa a la otra, de ser la diputada incomoda.

¿Quién es la diputada que está generando este caos en el GPAN?

 

En ocho palabras: ¿Por qué reculó Omar Landa en el contrato?

 

 

Noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.