Exhorta Gina Cruz a Senado se dictamine sobre dignificación policial

-Hay diversas iniciativas al respecto que aún no han sido dictaminadas

-Se trata de poder reinstalar a los policías cuando sean separados injustificadamente

-Es una deuda del estado mexicano con sus policías

 

 

Redacción/Columnaocho

La Senadora por Baja California, Gina Andrea Cruz Blackledge, presentó una excitativa con el fin que se emita un dictamen sobre las iniciativas presentadas sobre la Dignificación Policial, que por alguna razón se encuentran detenidas en las diversas comisiones a las que han sido remitidas para su estudio, análisis y dictaminación.

Esta mañana, la legisladora por Acción Nacional, presentó la solicitud correspondiente a las Comisiones de Puntos Constitucionales, de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Primera.

Lo anterior, para que emitan el Dictamen sobre los diversos asuntos que contienen la reforma al Artículo 123, Apartado B, Fracción XIII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Dignificación Policial.

Gina Cruz recordó que en su caso particular, presentó una iniciativa de reforma el 2 de septiembre del 2020, la cual fue turnada a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, y de la cual, no ha habido avance hasta el momento.

Explicó que los policías, los agentes del Ministerio Público y los peritos son servidores públicos que a pesar del riesgo al que se exponen por el ejercicio de sus funciones, se encuentran en una situación de precariedad profesional.

Lo anterior, al constituir la única excepción constitucional al derecho a la reinstalación en el caso de que les sea favorable una resolución jurisdiccional por separación injustificada.

Esta excepción es única en América Latina, señaló, ningún otro país de nuestra región prevé en su texto constitucional una regla discriminatoria de esta naturaleza, por la que se excluye a los policías de la posibilidad de que ante una separación injustificada, debidamente calificada por la autoridad jurisdiccional, sean reinstalados en su trabajo.

El abanico de abusos que pueden producirse al amparo de esta norma absoluta debería ponerse en la mesa de la discusión de la seguridad pública en nuestro país, aseveró la legisladora bajacaliforniana.

La reforma que dio origen a esta discriminación tuvo como objeto evitar que “los malos policías” continuaran como integrantes de las instituciones de seguridad pública cuando hubiesen ganado juicios por cuestiones meramente formales o errores procedimentales.

Lo cierto es que dicha reforma se enfocó no en las causas del problema, sino en los efectos de este. Pagaron policías buenos por procedimientos malos, observó.

Gina Cruz expresó que enderezar este entuerto que tiene más de 20 años de vigencia es la parte más visible de la deuda constitucional que tenemos los mexicanos para nuestros policías.

“Es cierto que la confianza de los mexicanos en sus policías es débil, pero esta situación no hace sino generar un círculo vicioso de desconfianza mutua que en nada fortalece ni la tranquilidad cotidiana de las familias ni la entrega de los policías mexicanos”.

Es por ello que resulta necesario y urgente una reforma a la Constitución en materia de dignidad policial que permita sentar las bases de una nueva relación entre el Estado mexicano y nuestros policías.

Para ello se han propuesto reformas a la fracción XIII del Apartado B del artículo 123 Constitucional, con el objeto de retirar de la Carta Magna la norma discriminatoria que impide a los policías que hayan sido injustamente separados de su cargo ser reinstalados cuando exista una resolución jurisdiccional en su favor.

La reincorporación será aplicable también a agentes del Ministerio Público, peritos y miembros de instituciones policiales de la Federación, las autoridades federativas y los Municipios; expuso Gina Cruz.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *