Exhorta IMSS a prestar atención al estreñimiento en bebés

Importante acudir al pedíatra ante primeros síntomas.

Redacción/Columnaocho

Considerado como un problema común, el estreñimiento es resultado de la insuficiente ingesta de alimentos altos en fibra, de tal manera que mientras más líquido ingiera, serán más fáciles las evacuaciones, señaló el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis, Río Colorado, Sonora.

El galeno explicó que ésta es una afección que implica menos de tres deposiciones a la semana, asociada con heces duras, difíciles de evacuar y con dolor, que complica la expulsión aún tras hacer fuerza o pujar.

Dijo que los bebés mayores a dos meses que sufren de esta afección, se les puede dar jugo de fruta (uva, pera, manzana, cereza o ciruela) dos veces al día y cuando tienen más de 6 meses que ya comenzaron la ingesta de alimentos sólidos, se recomiendan los que tienen un alto contenido en fibra (arvejas, legumbres, ciruelas secas, duraznos, peras, avena, naranjas y espinacas) dos veces al día.

Resaltó que el estreñimiento es frecuente en los niños; por lo que cuando tarda dos días o más en evacuar, lo primero que se hace es buscar los remedios caseros y se comete un gran error, ya que lo ideal consultar al pedíatra para que prescriba el tratamiento adecuado.

Advirtió que si el bebé presenta estreñimiento súbito con cólicos abdominales e incapacidad para evacuar, no ha tenido una deposición en tres días, está irritable y con vómito, es imprescindible acudir al médico.

Recalcó que se le puede ayudar realizando algunos ejercicios; un masaje abdominal del lado derecho, desde la parte baja, ir subiendo hacia al medio y luego darle vuelta; masajearlo en forma circular en el colon ascendente, descendente y transverso; así como flexionarle las piernas hacia el abdomen en forma circular.

Por último, el director de la UMF número 38 recomendó el aporte de líquidos como muy positivo, diluir un poco la leche, en tanto que el té de ciruela sí está permitido en los bebés, por último señaló que es importante desarrollar un horario de comidas de forma regular ya que esto estimula a trabajar mejor al intestino.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *