Impulsaré la regularización de los “autos chocolates”: Juan Ramón López Naranjo

Es la unica forma de resolver, éste problema social, dijo el candidato del PAN.

Redacción/Columnaocho

La mejor forma de dar una respuesta social y resolver de raíz el problema de los autos chocolates, es mediante un programa de regularización de bajo costo y lo vamos a empujar desde la cámara de diputados, destacó Juan Ramón López Naranjo, Candidato a Diputado Federal por el Distrito 07 postulado por la coalición Por México al Frente, integrada por el PAN-PRD y Movimiento Ciudadano.

López Naranjo quien conoce de fondo el tema, dijo que las importaciones de autos usados como están ahora, son caras, restringidas a pocos modelos y lentas.

En los hechos le cierran la puerta a los miles de tenedores de un vehículo usado que aunque quieran pagar no lo pueden hacer porque la ley se los impide.

Legalmente, de acuerdo al decreto de importación vigente, sólo se pueden importar los modelos 2013 al 2008, es decir de sólo cinco años.

“Esa limitación es el problema mayor. Quien traiga circulando un vehículo del 2007 hacia atrás aunque quiera no puede importarlo”.

El candidato a diputado por el Distrito 07 dijo que es por las políticas centralistas que el problema de los autos chocolates o irregulares que circulan por territorio nacional, no solo por la franja fronteriza, en lugar de disminuir aumenta cada año.

“La solución es sencilla y es la que voy a promover como diputado: que se amplíe el rango de modelos posibles de importar a por lo menos diez años, que se establezca con convenio de coordinación entre el Estado y la Federación y que se fije un precio de importación razonable”. En términos más sencillos que se abra un programa de regularización.

“Con un programa de regularización todos ganamos, se les permite a las familias circular libremente con sus automóviles, se les expiden placas, se obligan a tener seguros de daños a terceros, se cuenta con un padrón oficial confiable para identificar en forma inmediata y en caso de accidentes, nombre, domicilio del propietario”.

Destacó que hay más beneficios con un programa así, ya que el Estado podrá disponer de mayores recursos fiscales para destinarlos a educación, salud, obra pública y de paso terminar con las organizaciones que venden láminas y engomados que no tienen ninguna validez oficial.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *