Extrañas coincidencias

columnaocho@gmail.com

El caso de la gaseosa Seven Up con metanfetaminas presenta una serie de extrañas coincidencias con el tema de la bebida hidratante “Gatorade”, también contaminada con la misma droga; ambos casos se presentaron en Mexicali y son de la compañía Pepsi Co México.

Por una parte, al gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, le urge esclarecer este caso y si hay un responsable, que éste vaya a la cárcel; mientras que en la PGR, las cosas van “más” lentas y todo va, paso a paso.

En el mes de septiembre del 2015, el abogado, Pedro Jesús Torres Salazar, fue nombrado como nuevo delegado de la PGR en Baja California.

Torres Salazar dejó la Delegación de la PGR en Sonora, para asumir su cargo en Baja California.

Fue en el mes de agosto del 2016, cuando se presentó el primer caso conocido en Mexicali, Baja California, sobre una bebida de consumo humano con metanfetamina.

Un cliente adquirió en ese momento, una botella de bebida hidratante de las conocidas como “Gatorade”, en el establecimiento conocido como “Mega Anáhuac”, ubicada entre el entronque del bulevar Lázaro Cárdenas y el bulevar Anáhuac.

Después de adquirirla, el hombre regresó a la tienda y habló con el gerente para externarle que la bebida tenía un sabor extraño, y sintió náuseas después de beberla.

El hombre tuvo que ser traslado a un hospital de la localidad, para que recibiera atención médica.

La Procuraduría del Estado y la Unidad de Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud, inmediatamente tomaron cartas en el asunto, y notificaron el caso a la PGR.

La subdelegación de la PGR a cargo de Pedro Jesús Torres Salazar, tomó el caso y tras unos meses de “investigación” se decidió archivar la indagatoria, por presumiblemente no haber encontrado delito que perseguir.

A poco más de un año de haberse presentado el caso del “Gatorade” en Mexicali; se presentó un nuevo incidente de bebidas con metanfetaminas.

El 17 de septiembre del 2017, un hombre de 37 años, perdió la vida y siete más resultaron intoxicados, tras consumir una bebida gaseosa (Seven Up), con metanfetaminas.

Extrañas coincidencias: Dos bebidas de la empresa Pepsi Co México resultaron contaminadas con metanfetaminas; ambas bebidas salieron de la embotelladora y distribuidora de Hermosillo, Sonora y el caso del “Gatorade” y el del Seven Up, fue y será investigado por Pedro Jesús Torres Salazar.

Los cuestionamientos sobre los casos: El primero ¿Por qué se archivó el primer caso del “Gatorade” con metanfetaminas?; dos, ¿Obtuvo la PGR algún indicio de cómo se contaminó la botella de “Gatorade” en el 2016?; tres, ¿El caso del Seven Up con metanfetaminas también se va a archivar por parte de la subdelegación de la PGR en Baja California? Y por último, ¿Quiénes están detrás del tráfico de metanfetamina liquida en el corredor Hermosillo-Mexicali?

En ocho palabras: Extorsiones en el Ayuntamiento, realidad o “fuego amigo”?

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *